En las enfermedades de la piel no hay que confundir urgencia con la necesidad de acudir con mayor rapidez a la consulta del dermatólogo. Mientras que en la mayoría de los casos es recomendable acudir al/la especialista lo antes posible, sólo algunas situaciones requieren de una atención urgente. Esto puede ocurrir cuando las manifestaciones en la piel:

  1. producen molestias intensas (picor o dolor)
  2. se acompañadas de fiebre
  3. aparecen bruscamente y se extienden con rapidez
  4. producen importante hinchazón, especialmente cuando afectan la cara o cuello
  5. tienen un aspecto hemorrágico.